Críticas

love

 

Editorial: Ediciones B / 2008
ISBN: pendiente
Género: Contemporánea
Serie: Primer libro de la serie Chicago Stars

Título Original: It Had to be you
Editorial / Fecha: Avon / Agosto 1994
ISBN 0-380-77683-9

La ciudad del viento no está preparada para Phoebe Somerville, la moderna, estrafalaria, curvilínea y despampanante mujer que acaba de heredar el equipo de fútbol americano de los Chicago Stars. Y Phoebe no está en absoluto preparada para el entrenador jefe de los Stars, Dan Celbow, una ex estrella del fútbol oriundo de Alabama y un salvaje rubio.

Calebow es todo cuanto Phoebe aborrece, un deportista sexista y marimandón con una sola neurona en el cerebro. La hermosa nueva jefa es todo cuanto Dan desprecia, una entrometida muñequita que no sabe distinguir una escoba del montículo del pitcher. Así que, ¿por qué se siente tan irresistiblemente atraído por esta sensual gatita como si fuera un misil por infrarrojos? ¿Y por qué el encanto de niño bueno de Dan hace que la cosmopolita Phoebe se sienta torpe, incapaz de hablar y asustada?

CRITICA POR CIRCE
Phoebe Sommerville acaba de heredar el equipo de fútbol de los Chicago Stars, sólo hay un pequeño problema. Para que sea finalmente suyo, su padre ha estipulado en el testamento que el equipo deberá ganar la copa de la AFC sino el equipo pasará a ser propiedad de su primo.

Lo cierto es que tras esa condición existen otras cosas menos evidentes y es innegable que el testamento no deja de ser el último intento de su padre para que Phoebe haga lo que él quiere.

Al principio Phoebe intenta negarse a seguirle el juego, pero presionada por el jefe de entrenadores del equipo, Dan Calebow, al final decide intentarlo.

Entre Dan y Phoebe saltan las chispas desde el principio, ambos se sienten irremediablemente atraídos, pero a Phoebe le asustan los hombre grandes y dominantes como Dan, y Dan quiere conocer a una chica hogareña y maternal para por fin dejar de dar tumbos. Por supuesto, la hermosa Phoebe no podía estar más lejos de ese prototipo.

¿Qué se puede esperar de un libro con estos ingredientes?

Veamos, hagamos resumen de ellos: Una rubia tonta y escultural, un machote dominante y agresivo, un equipo de fútbol sin rumbo, un director general inexperto, una hermanastra borde y desagradable, un primo cabrón, un padre machista y cómo no, una caniche mimada.

Pues lo que yo encontré es uno de los mejores libros que me he leído nunca. Ya desde el principio, SEP —una verdadera artista a la hora de dibujar personajes y situaciones, con diálogos dinámicos y brillantes— nos deja claro que nada es lo que parece. Que la rubia tonta no es sino lista, que el machote dominante tiene un lado tierno y oscuro, que el director general en realidad lleva años dirigiendo el equipo y que la hermanastra lo que siente es inseguridad (eso sí, al cabrón del primo no lo salva nadie desde el principio y no tengo palabras lo suficientemente insultantes para hablar del padre).

El libro va entrelazando los personajes con maestría, nos va mostrando por qué cada uno de ellos es como es ahora. Lo que ha padecido Phoebe para comportarse como una vampiresa cuando en realidad siente miedo de los hombres y como Dan no quiere otra cosa que la familia que no pudo tener en su infancia.

La cosa es que la química entre ellos es —muy a su pesar— intensa y pronto sucumben una y otra vez a ella hasta que finalmente todas las piezas encajan para darse cuenta que no podía ser de otra manera. It had to be you, el título —además de una fabulosa canción de Rod Steward— viene a decir eso, que tenía que ser así, que para cada uno de ellos no existía otra persona. El final del libro es trepidante, todo se desencadena muy rápido, mostrándonos como, por muy increíble que parezca, una situación extrema tiene la facultad de poner todas las prioridades en su justo lugar.

Le pongo a este libro un diez. Ha pasado a ser uno de mis favoritos, uno de esos libros que te llevarías a una isla desierta o que salvarías de un incendio.

Puntuación: Un 10

———————————————

CRITICA POR KIANTRA ST. LEGER
Descubrí a Sep por estas casualidades de la vida, tengo como amiga a una de las mayores fans de esta escritora. En ese momento yo no podía saber lo incondicional que me podía volver, mis primeros libros de esta autora fueron “Ella es tan dulce”, “Toscana para dos” y “Este corazón mío”.

Con el paso del tiempo, se puede afirmar de Sep la similitud que tiene con los buenos vinos, con cada año que va pasando mejor escribe, más atrayente es la historia, su trama, los personajes los envuelve entre arterias y venas y los va moviendo por la corriente sanguínea, para olvidar sin apenas apreciarlo que es un libro y no algo real.

Los sentimientos que podemos encontrar en “Ella es tan dulce” asimilando poco a poco, lo que encuentras en cada uno de los personajes aún cuando en tu fuero interno no te gusten no le tengas simpatía, no tienes más remedio que ser sincero y como buen contrincante admirar y respetar a cada uno de ellos, en “Toscana para dos” emprendes ese viaje interior de la Doctora Isabel por la campiña italiana, sientes en tu paladar las uvas del vino y el deseo ante el actor Italo-americano haciéndote recordar a los Médicis, también ese mundo de los Rat Pack en diferente época; no me puedo olvidar de “Este corazón mío” volvemos de nuevo a ver como los protagonistas nos conducen por los recodos de nuestros recuerdos, ansiedades y esperanzas.

Sep no solo pone a nuestro alcance una historia, unos diálogos divertidos, unos personajes con sus secundarios extraordinariamente desarrollados, sí fuera así no tendría nada de especial, sería una más de las tantas que hay, Sep nos pone debilidades propias reflejadas en ellos, sentimientos, ideas, toca esa fibra sensible y ahonda para sacar espinas clavadas con el bisturí de sus libros.

Todo lo que estoy diciendo lo podemos ir apreciando en cada una de las obras citadas anteriormente, no es algo que se pueda decir por el simple capricho de que te guste la escritora, si sus personajes crecen y se redondean con el paso de la trama, ella como escritora mejora sin duda alguna en cada libro que saca, eso no se puede imaginar es simplemente la realidad.

Tenía muchas expectativas con “Tenías que ser tú”, es muy común afirmar tal cosa, se supone que cuando das un dinero quieres algo fuera de lo normal por ello, en este caso he de reconocer mi falta de pago ya que este libro cayó en mis manos en forma de regalo, otra de las cuestiones era la pregunta intima de “cómo podría superarse” me respondió en las primeras páginas en un funeral tan americano con una guinda de humor inglés, gracias a un caniche. Esa escena es sin duda de las que se pueden ir grabando con una cámara para una película, fotograma a fotograma.

Phoebe es uno de los personajes más humanos que he leído, aclaro esta cuestión en un momento difícil de la vida de una mujer, es a la única que la he visto actuar tal como una mujer en esa circunstancia realmente reacciona, en ese momento no hay más que quitarte el sombrero y decir “gracias”. Un personaje ascendente y redondo, con un humor muy definido para un carácter como el suyo, ves sus cambios y etapas, pasando las hojas ansias la llegada a la cumbre. No se puede definir como una rubia sin cerebro, un personaje inteligente que usa los recursos que toda mujer utiliza en la vida real, para lograr sus fines. Esa es Phoebe Somerville una sobreviviente en un mundo de hombres.

Dan Calebow, es uno de esos personajes que tejen una red para atraparte, descubres un fondo con errores y una capacidad de lucha, ternura intacta en un hombre fuerte, te repliegas con él para buscar por fin su meta, te sientes impotente y con furia tal como Dan la siente, es de esos personajes en los cuales te vas metiendo en su piel y abarcas un mundo interior rico de facetas.

El equipo te asombra, con sus caracteres propios de cada uno, inclusive vives los partidos de ellos como si de verdad estuvieras en el campo y supieras algo del fútbol americano, cada secundario se hace esencial para todo el libro, ofreciéndote parte de la magia que hay en él tanto como en el deseo de ver más allá; Molly es una quinceañera con todos los problemas posibles de su edad, Ron al cual ves encontrar su lugar es el ancla. Es como observar una gran familia unida.

¿Por qué merece la pena leer este libro? La respuesta es muy simple es uno de los mejores libros editados este año, si gustas de lo bueno y quieres calidad.

Puntuación: Un 9 a la traducción.
Un 10 al libro no podría ser menos

Críticas recopiladas de Autoras en la Sombra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: