El libro

Tras la muerte de su madre Daisy Devreaux ha hecho algunas malas inversiones y para sacarla del atolladero en el que se ha metido, su padre la obliga a casarse con el hombre que le ha elegido, según él para que adquiera sentido y aprenda el valor de las cosas.

Daisy acepta pensando que podrá convencer a su marido de hacer vidas separadas sin que lo sepa su padre, pero claro, no sabe que se ha casado con Alex Markov, un hombre que se toma sus responsabilidades muy a pecho.

Alex es un hombre con una doble vida. Descendiente de gente del circo, lleva una vida errante, pero guarda un asombroso secreto. Cuando se casa con Daisy lo hace como favor a un hombre al que le debe lo que es ahora. Así que después de casarse, coge a la flamante novia y se la lleva a su mundo, un pequeño circo itinerante, donde Daisy tendrá que esforzarse y trabajar para ganarse el sustento.

Y como siempre ocurre en un libro de SEP, las cosas no son lo que parecen a simple vista.

Daisy no es una cabeza hueca y Alex no es en el fondo el hombre malhumorado y sin sentimientos que se esfuerza en aparentar.

Tengo una amiga que dice que en los libros románticos le gusta que él sea medio cabrón y ella sufra mucho… sí, lo que estáis pensando… ¡le encanta este libro!

Él es un hombre que no cree en la humanidad en general y las mujeres en particular, que no tiene pensado enamorarse, y además está totalmente convencido de que no quiere tener hijos. Piensa que Daisy es una cabeza de chorlito ligera de cascos, que sólo piensa en divertirse. Y cree que la mejor manera de solucionarlo es humillándola y haciéndola trabajar a destajo.

Daisy es una ingenua (creo que es la mejor palabra para definirla), pero sólo una persona tan inocente y pura podría hacer caer la coraza que rodea el corazón de Alex. Claro que para ello aguantará lo indecible y sufrirá como no está escrito. Ella ve en Alex lo que nadie más ve, un corazón herido y cree que puede salvarlo.

Y para redondear la historia nos encontraremos una adolescente resentida y la que para mí es la pareja secundaria más inverosímil de un libro de SEP: Sheba (la intrigante propietaria del circo) y Brady.

Y… por supuesto no podemos olvidar a dos de los mejores y más entrañables secundarios de un libro suyo: Sinjun, un hermoso tigre siberiano, y Tater, un elefantito huérfano que adopta a Daisy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: